viernes, 11 de noviembre de 2016

DOUGLAS DC-8-54 (pendiente de dar color - still in progress)


Este es el dibujo a línea definitivo para un cuadro de 54 x 37 cm con un bonito DC-8 de la compañía chárter estadounidense Trans Caribbean. Obtengo las líneas finas y precisas que necesito con un lápiz de mina dura (4H ó 6H) y, cuando cometo un error, borro el lápiz con un bastoncillo de algodón humedecido en esencia de trementina. Igualmente, es imprescindible el uso de plantillas de elipses y de curvas. Por otro lado, es conveniente que el grano de la tela sea fino, utlizando casi siempre tablillas enteladas de la firma Jaurena o de Lienzos Levante, siendo un tipo de soporte ideal para trabajos de pequeño formato por su ligereza, resistencia y bajo precio. Cuando se trata de un formato medio/grande empleo lienzo de lino, que primero fijo a un tablero de madera para dibujar y que, una vez finalizado el dibujo, monto sobre el clásico bastidor de listones.
Quería una vista casi totalmente de perfil para mostrar toda la complejidad que tiene la librea de dicha aerolínea, especialmente las rotulaciones. Esta búsqueda de la exactitud, además de una reminiscencia de mi “otro yo” maquetista, es necesaria; el fuselaje del avión apenas supera los 35 cm de longitud y una altura de 3,4 cm en la parte delantera y en este espacio hay que distribuir con rigor muchos detalles. Partí de un plano a escala para disponer de unas formas y medidas fiables pero falseándolo, dando al avión una perspectiva de unos doce grados respecto al eje. Así, todo resulta más natural. Especialmente tediosos y complicados han sido los cálculos para dibujar las ventanillas, entre otras cosas porque no siempre guardan la misma separación entre sí. Lo mismo sucede con el rótulo del fuselaje, ya que cada letra sólo mide 4 mm de ancho y además de atender a su diseño, grosor y separación, debe quedar a una altura concreta respecto a determinadas ventanillas.
Cuando un dibujo me cuesta tanto trabajo, dejo el cuadro durante una temporada y me pongo con otras cosas. De todas formas, estoy deseando pintar el llamativo esquema de Trans Caribbean en verde turquesa, metal natural, azul oscuro y naranja.



GONZÁLEZ GIL-PAZÓ GP-1 (vendido)

Óleo sobre lienzo
41 x 31 cm






El origen de la GP-1, diseñada por los ingenieros Arturo González Gil y José Pazó Montes, se remonta a un concurso convocado en 1935 por la Aeronáutica Militar para avionetas de escuela, en el que resultó vencedora, pero su prometedora carrera se vería afectada por el inicio de la Guerra Civil española. Las GP-1 fueron utilizadas por ambos bandos durante el conflicto, generalmente en misiones de enlace. Más tarde y ya en manos privadas, algunas de ellas siguieron volando en diversos aeroclubs hasta los años cincuenta.

Pese a ser un cuadro bastante sencillo, no resultó fácil dibujar esta estilizada avioneta, pues no quería “copiar” ninguna foto de la misma. Las imágenes de las GP-1 en vuelo son escasas y por tanto demasiado conocidas. El cuadro muestra uno de los dos prototipos, que voló sin matrículas ni distintivos de nacionalidad. El color del avión también ha sido un aspecto complicado, pues no existen referencias fiables al respecto: azul verdoso, verde o gris azulado con algunos adornos en gris o aluminio. En cualquier caso, las fotos históricas muestran un tono más bien oscuro. (Colección Alejandro Pazó)